1 jun. 2013

Literature


No hay palabras en mi léxico, ni suficiente significado en los textos, para detallar tu delicada existencia. Nadie de los que me lean sabrán de tu fragancia aniñada, de tu mirada con fuego forjada, de la dulzura que enmarcan tus pestañas o la piel de seda a toques rojos pintada. No conocerán la maravilla de tus besos, ni tus labios, ni el pelo que se desliza en mis manos. No entenderán mis pasiones ni el deseo de traicionar los cielos por una caricia tuya...

No me importa si no lo entienden, mejor si nunca lo saben, no es problema fracasar transmitiendo en palabras tu angelical imagen... no es problema pues mis celos hubieran ardido si otro enamorado de ti se hubiera prendado.

Quédate a mi lado, déjame suspirar por tu belleza un poco mas... un instante es suficiente aunque si quieres darme la eternidad, adelante. Pues desde que te conocí estuviste destinado a perdurar en la historia, a perdurar en historias, en estas hojas... junto a mis memorias.

Y no habrá vez que escriba tu nombre y no le sigan a sus letras un 'Te amo'

... un suspiro

...... de mi corazón

......... desbordado.

0 comentarios:

Publicar un comentario